Plataformas de afiliación: son redes de afiliación en las que se registran anunciantes y webs afiliadas. A través de ellas se pueden realizar todas las gestiones necesarias: ofrecer material promocional, trackear las conversiones, aceptar o no nuevos afiliados… Sin embargo, generalmente este tipo de plataformas tienen un coste de implantación bastante alto.

2.- Cash back y sitios que reparten sus ingresos con los usuarios: En este caso, se dispone de una base de datos de usuarios registrados con los que se comparten las comisiones por las acciones conseguidas. Los usuarios realizan las compras a través de la plataforma de afiliación y reciben un porcentaje de vuelta. Existen tres tipos diferenciados en este formato de afiliación:
×