Cuando se trata de elegir el mejor programa de afiliados, las redes de afiliados son un gran comienzo, especialmente para quienes son nuevos en este canal de marketing. Las redes de afiliados te proporcionan tus propios sistemas de seguimiento, lo que hace que sea más fácil iniciar el marketing de afiliación como principiante, pues facilitan el contacto con los afiliados adecuados para tu nicho de mercado. El uso de una red de afiliados existente también ayuda a los afiliados y a los empresarios a rastrear la cantidad de ventas que están generando. De esta manera, tanto tú como tu afiliado saben exactamente cuánto dinero aportó para tu empresa y la cantidad de comisión que debería ser pagada. Los sistemas de seguimiento proporcionan un enlace de ventas especial para que el afiliado pueda rastrear los ingresos que está generando.


Plataformas de afiliación: son redes de afiliación en las que se registran anunciantes y webs afiliadas. A través de ellas se pueden realizar todas las gestiones necesarias: ofrecer material promocional, trackear las conversiones, aceptar o no nuevos afiliados… Sin embargo, generalmente este tipo de plataformas tienen un coste de implantación bastante alto.

Una vez encuentras un producto en el que estés interesado, puedes usar una herramienta de investigación de palabras clave que puedes usar dentro de tu contenido para ver si ese producto puede potencialmente atraer audiencia de motores de búsqueda. Si quieres promocionar una máquina de perder peso, por ejemplo, puedes buscar el término “máquina de perder peso”, para encontrar las mejores palabras clave.
El logo es un elemento fundamental (muchas veces infravalorado) dentro de las estrategias de branding. Nos encontramos a menudo con clientes que no disponen de un buen logo o que ya no está acorde con las nuevas tendencias. Además de recurrir a algún diseñador gráfico, le podemos recomendar este portal y a cambio nosotros tendremos una comisión en caso de venta.

Los blogs o páginas web, llamados afiliados, se encargan de promocionar a los comerciantes y empresas (Marcas, tiendas online o anunciantes) mediante la publicación de banners, anuncios o promociones. Dichos afiliados obtienen por ello una comisión cuando el usuario entra desde sus páginas web y realiza una acción determinada (dar clic en un banner, registrarse o comprar) que favorece a aquellos anunciantes.
Los afiliados reciben una comisión como recompensa cuando un usuario de su web hace clic en el enlace de afiliación ( por ejemplo, un banner, logo o enlace de texto), va al sitio web del anunciante en cuestión y realiza una dererminada acción en la web oficial del anunciante. Por lo general, esto es lo que conocemos por completar una transacción. Sin embargo, algunos anunciantes piden a los afiliados que les dirijan clientes potenciales en lugar de la finalización de una venta, esto se suele hacer mediante la cumplimentación de un formulario online, o el envío de una dirección de correo electrónico del usuario. 
Para resumir, el beneficio de utilizar una red de afiliados para encontrar a los afiliados adecuados para tu nicho de producto es que puedes tener acceso a una audiencia ya existente de afiliados de calidad, clasificándolos entre algunos de los mejores programas de afiliados. Por otro lado, la ventaja de crear tu propio programa de afiliados de comercio electrónico es que puedes tener más control sobre él y es probable que pagues menos tarifas. Ten en cuenta que la desventaja de crear un programa de afiliados de comercio electrónico desde cero es que tendrás que encontrar a tus propios afiliados, lo que puede ser un aspecto especialmente desafiante para aquellos principiantes en el marketing de afiliación.

4.- Bases de datos de E-mail marketing: Consiste en la cesión de datos de usuarios registrados que están interesados en un asunto relacionado con el producto que ofrece el comerciante. El anunciante debe conocer bien el público específico y la tipología de cliente para que el afiliado pueda rentabilizar mejor su base de datos. El tipo de comisión más utilizado es el coste por mil impresiones (CPM).
×