Llena tu sitio web con contenido que sea útil para las personas que estén interesadas en tu nicho, y coloca tus enlaces de afiliación en los lugares más relevantes. De esta forma, cuando una persona interesada en su contenido hace clic en tu enlace, accede a una página de ventas de un producto que también le puede interesar y, si lo compra, ¡obtienes una comisión!
Los blogs o páginas web, llamados afiliados, se encargan de promocionar a los comerciantes y empresas (Marcas, tiendas online o anunciantes) mediante la publicación de banners, anuncios o promociones. Dichos afiliados obtienen por ello una comisión cuando el usuario entra desde sus páginas web y realiza una acción determinada (dar clic en un banner, registrarse o comprar) que favorece a aquellos anunciantes.

Aporta valor. Si hacemos un artículo en el que respondemos a una duda que pueda tener alguien que puede necesitar comprar el producto o servicio, y conseguimos que ésta persona lo lea (a través por ejemplo de hacer SEO para el artículo) ya tendremos más probabilidades de conversión en nuestra web y el tráfico que hemos pasado a la web del anunciante también tiene más probabilidad de “convertir”.
Una vez encuentras un producto en el que estés interesado, puedes usar una herramienta de investigación de palabras clave que puedes usar dentro de tu contenido para ver si ese producto puede potencialmente atraer audiencia de motores de búsqueda. Si quieres promocionar una máquina de perder peso, por ejemplo, puedes buscar el término “máquina de perder peso”, para encontrar las mejores palabras clave.
Antes de que podamos explicar adecuadamente cómo comenzar a hacer marketing de afiliados, primero examinemos el concepto con más detalle. El marketing de afiliados o de afiliación implica asociarse con un emprendedor de comercio electrónico más establecido en su nicho y pedirle que promocione tus productos con su público. A cambio, el afiliado recibe un porcentaje de los ingresos de cada venta que genera. El marketing de afiliación puede ser un gran canal para los empresarios de comercio electrónico que comienzan su negocio por primera vez, ya que es uno de los únicos canales de comercialización donde se puede obtener un retorno de inversión del 100%, siempre.

Publicar videos en youtube sobre el producto. Los videos son la forma más rápida y más eficaz para fomentar la confianza al mostrar los beneficios del producto en tiempo real. A medida que Google es propietario de YouTube, los vídeos pueden incluso tener una alta graduación en búsquedas orgánicas efectuadas en el sitio Google. Incluso puede poner un enlace debajo del vídeo y animar a los usuarios a comprar el producto a través de su red de afiliados.

Muy bueno tu artículo, directo, sin tantos rodeos o falsas expectativas, eres un gran comunicador. Cuanto quisiera poder al menos monetizar de forma pasiva, tengo muchas ideas en la cabeza, internet full time que en mi pais es bien díficil y cuando intento todo es bloqueo y bloqueo, no puedo tener una tarjeta de crédito, no puedo tener paypal, ni skrill, payoneer. cuando intento meterme en alguna página de afiliado o mi país no está en la lista o si está cuando pongo mis datos me dice ¨lo sentimos para tu país no estamos disponible, ejemplo google adsense. lo más que he logrado es desde facebook y con admitad que si me aceptó, dentro de Admitad intenté venderle a Aliedxpress y no me aceptó, pero algunas si, también Booking.com me acepta, el otro problema es que mis amigos de facebook son Cubanos al igual que yo y quien carajo va a querer o poder comprar algo de lo que vendo, ya me di cuenta que tengo que crearme otro facebook y poner mi dirección en USA o España y comenzar agregar a todo el que aparezca.
4.- Bases de datos de E-mail marketing: Consiste en la cesión de datos de usuarios registrados que están interesados en un asunto relacionado con el producto que ofrece el comerciante. El anunciante debe conocer bien el público específico y la tipología de cliente para que el afiliado pueda rentabilizar mejor su base de datos. El tipo de comisión más utilizado es el coste por mil impresiones (CPM).
×