PPL (Pay Per Lead) – El anunciante es un distribuidor de un producto. El cual necesita crear un base de datos con registros de usuarios. Un anunciante podría, por ejemplo, solicitar un registro en un boletín de noticias o la propagación viral de un vídeo. Se entiende que, el anunciante pagará la comisión al editor cada vez que un usuario realice la acción solicitada (registro, envior de un video, etc).
Afiliado: el dueño de la plataforma desde la que se promocionan los productos/servicios. Para ello, debe existir una zona publicitaria o bien un texto con un enlace que debe estar trackeado con el fin de garantizar qué parte del tráfico que recibe el anunciante proviene de esta página web, o bien mediante enlaces publicados en redes sociales, tales como instagram.

Elija un producto que esté en demanda incluso sin la exageración. Seleccione productos que le interesen, productos que seguirán estando allí incluso si le toma un poco de tiempo planificar y poner en marcha su sitio web. Después de elegir el producto correcto, realice su propia investigación y vea si están en demanda. Es más fácil promocionar un producto en el que usted cree que promocionar un producto que no le podría importar menos.


Si te estás planteando en lanzarte al marketing de afiliación, puede que se te plantee otra gran duda:  “¿Cómo saben que has derivado un comprador?”. En este punto entra en juego la tecnología. Cuando un lector de tu blog pulsa sobre el anuncio su navegador recibe una cookie de rastreo. En ella se almacenan, entre otros datos posibles, todos los datos del anunciante así como los del medio de procedencia.
×