Llena tu sitio web con contenido que sea útil para las personas que estén interesadas en tu nicho, y coloca tus enlaces de afiliación en los lugares más relevantes. De esta forma, cuando una persona interesada en su contenido hace clic en tu enlace, accede a una página de ventas de un producto que también le puede interesar y, si lo compra, ¡obtienes una comisión!
Una vez que se registre y elija sus productos, puede copiar y pegar fácilmente el código de producto del proveedor afiliado en su sitio web. Cuando una persona visita su sitio y está interesada en comprar un producto afiliado, se transfiere al sitio de marketing afiliado para realizar esa compra. Obtienes automáticamente una buena comisión por encontrar al cliente.
Un afiliado: Normalmente tiene un blog o página de contenidos que está creciendo en tráfico y visitas y quiere aprovecharlo para ganar dinero. Quiere monetizar su página o blog. Es esencial la confianza que inspire tanto a los usuarios como a la empresa con la que se afilia y también la selección de los productos y las relaciones comerciales que haga desde la fecha en la que comienza el programa de afiliación.
×